Catulo y Nek

Catulo           ·Desgraciado Catulo·

“Desgraciado Catulo, deja de hacer tonterías,
y lo que ves perdido, dalo por perdido.
Brillaron una vez para tí soles luminosos,
cuando ibas a donde te llevaba tu amada,
querida por ti como no lo será ninguna.
Entonces se sucedían escenas divertidas,
que tú buscabas y tu amada no rehusaba.
Brillaron de verdad para ti soles luminosos.
Ahora ella ya no quiere; tú, no seas débil, tampoco,
ni sigas sus pasos ni vivas desgraciado,
sino endurece tu corazón y mantente firme.
¡Adiós, amor! Ya Catulo se mantiene firme:
ya no te cortejará ni te buscará contra tu voluntad.
Pero tú lo sentirás, cuando nadie te corteje.
¡Malvada, ay de ti! ¡Qué vida te espera!
¿Quién se te acercará ahora? ¿Quién te verá hermosa?
¿De quién te enamorarás? ¿De quién se dirá que eres?
¿A quién besarás? ¿Los labios de quién morderás?
Pero tú, Catulo, resuelto, mantente firme.”

Nek

DESEO QUE YA NO PUEDE SER(de Nek)
“Sé conmigo jugarás,
como has hecho siempre
¿Qué sonrisa inventarás?
No, yo quiero resistir
Si pienso en ti yo tiemblo.
Yo lo sé, que el mundo encontraré
viajando en tu mirada
Al final, yo sé que el hechizo
Tú lo romperás.
Después me quemas dentro,
y tu sed es mi tormento y
¿Ves? Deseo que ya no puede ser,
aunque tus lágrimas te sequé,
eres ya parte de mi ayer…
Sé que culpa sentirás
detrás de nuestra puerta,
y qué excusa inventarás
Vas y el tiempo va al revés
mientras el sol se pone.
Lo sabes bien
Que rompes los silencios,
tu relámpago en mi cielo…
Y, ¿Ves? Deseo que ya no puede ser,
aunque tus lágrimas te sequé,
eres ya parte de mi ayer.
¡Una locura!
Con cada gesto se terminará,
rompiendo el hechizo que existía,
ahora que no eres mía.
Sé que un fuego espléndido
se enciende y dura poco
Sé también que ahora el hechizo
yo no desharé…
¿Ves? Deseo que ya no puede ser,
aunque tus lágrimas te sequé,
me he ido para no volver
¡Eres locura!
Con cada gesto se terminará,
rompiendo el hechizo que existía
Ahora que no eres mía
Ahora que no eres mía.”

Tienen cierta similitud pues en ambas la mujer
a la que amaban se marcha de su lado y ellos
sienten tristeza y el repentino desprecio hacia
ella.

Manu de la Flor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: