Safo y Alex Ubago

Safo, siglo VII- VI a.C.

Me parece igual a un dios, el hombre

Que frente a ti se sienta, y tan de cerca

Te escucha absortos hablarle con dulzura

Y reírte con amor.

Eso, no miento, no, me sobresalta

Dentro del pecho el corazón; pues cuando

Te miro un solo instante, ya no puedo

Decir ni una palabra,

La lengua se me hiela, y un sutil

Fuego no tarda en recorrer mi piel,

Mis ojos no ven nada, y el oído

Me zumba, y un sudor

Frío me cubre, y un temblor me agita

Todo el cuerpo, y estoy, más que la hierba,

Pálida, y siento que me falta poco

Para quedarme muerta.

Temblando, Alex Ubago.

Temblando con los ojos cerrados
el cielo está nublado y a lo lejos tú…
hablando de lo que te ha pasado.
intentando ordenar palabras,
para no hacerme tanto daño,
tanto daño… y yo…
sigo temblando.
De la mano y con mucho cuidado
os besasteis en silencio,
cuando no había luz,
y me hace gracia,
tu manera de contarlo
como el que cuenta que ha pensado
que ha decidido…
que seguimos siendo amigos, y yo…
estoy temblando y llorando…
y me había jurado que nunca iba a llorar.
Escuchando cada palabra,
que no quiero escuchar.
desgarrándome, suplicándote, intentando hacerte recordar
pero tú… sólo dices…
“voy a colgar.”

Tanto en el poema como en la canción se habla de alguien que está enamorado y no es correspondido.

Describe el sufrimiento o lo mal que lo pasa al ver a su amor con otra persona que la quiere y que no es él.

Paula Gaspar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: